Saturday, August 29, 2015

Se ha escapado una tristeza





Se ha escapado una tristeza





Se ha escapado. Fugitiva es mi tristeza,
hacia ti va con la iniciativa de un capricho,
pura, sin control y en cruda resonancia
abandonó este cuerpo para estar contigo.
Arrastra mis venas vivas en su huida,
acarrea mojados todos tus recuerdos,
es tu nombre consigo a la deriva
y el golpeo de mi alma es un ayer y hoy
retumbando sin cesar en sus adentros.
En breve, su rumor cautivo será a tu lado
tal como fue tu herida en mi sentimiento,
por eso ruego que no oigas su quebranto
si con ruido agudo y roto en tu ventana
quiebra como a un papel el paisaje escénico,
para mezclarse entera con el aire de tu casa
y con afán adolorido invocarte sin receso.
Te pido que seas indiferente a su llegada,
seguro el peso de mi pena es sin regresos
y no sé si el inventario del dolor en marcha
es el de un día o es la de tantos
que se quiebran en descensos.


Verás, huyó desde mi interior cansada
en un suspiro de amor, del pecho
y se llenó con mis latidos desangrados,
mientras yo insistía un jardín en su desierto,
un matinal color en sus pesares,
un corazón abierto para otro sueño.
Insté por la posibilidad de otras ilusiones
y situar nuevos panoramas en su hueco,
traté de llevarla al estreno de una risa,
pero dispuso ir con su dueño por derecho
cual mar que siempre es sobre su playa
y tú sabes que en vano es cambiar eso,
pues aun en tormentas no deja de besarla,
y solo en su orilla es total su movimiento.
De igual manera fue con mi tristeza,
solo quiso ser mezcla de tu carne
para romperse con la firmeza de tus huesos.








Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©


http://www.nancysantiagotoro.com/?p=2995