Wednesday, April 29, 2015

Sus raíces (Microprosa)







Sus raíces




Imagen




Algo tenía aquel lugar, que siempre la hacía volver
en cada viaje como si hubiera quedado huérfana del
tiempo recorría los caminos  del ayer otra vez y estos
le parecían nuevos. Las casas habían sido remodeladas
y eran los rostros de otros vecinos, inclusive, hasta
los árboles parecían recientes con sus fragantes flores
en los  fecundos jardines de la añoranza. Sin embargo,
ella sabía por sus raíces que eran los mismos, aquellos
que todavía ofrecían las sombras de su infancia.






Imagen





Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©



Imagen

 

La imagen del espejo








La imagen del espejo






Allí te veo imagen mía en el espejo,
tan yo misma y tan otra al mismo tiempo,
erguida, quién diría que eres mi reflejo
si el muro de mi fuerza no resiste y tambaleo.
Desde afuera contemplo sin remedio tu fachada,
tu espuria sonrisa en la cuita de mis labios;
sedosa curva que sabe abrirse en la sima de mi boca,
aunque esta silueta desde adentro resbale en llanto.
Y cuánta superficie de cristal hacia la vista,
proyectando gestos de intangible lozanía,
allí tu piel acentuando las caricias de los años,
esta, soterrando en adornos los envites de la vida.
Y tu mirada abocando aún el viso de la aurora,
la mía, al fondo arrastrando lluvias grises que avecinan,
las que empaparán a este cuerpo de perfiles ya nublados,
aunque el mimo de la luz arrime cada día.
Más somos tan iguales y tan distintas
que pudieras ser verdad y yo mentira,
pues cuánta mascarada habrá en lo cierto
que hasta yo misma sin pensar, creería
que no cargas este todo de mí que va muriendo
en el diario de un reloj que sabe mis heridas;
huellas de tarquín que el alma remarca por doquiera,
mas ni un rastro de su dolor desnudo
en el paisaje que suspendes y contrastas
con la devastadora tormenta de mis venas,
la que suele desahogarse al exterior muy a menudo,
aunque tú, imagen mía, en el espejo evapores su marea.




http://www.mundopoesia.com/foros/temas/la-imagen-del-espejo.501445/











Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©







Son solo palabras de un silencio





Son solo palabras de un silencio







Hoy quiero hablarte, decirte unas palabras,

las mismas que ya dije, pero renovadas

como si resucitaran de una muerte.

Desbordar su silencio sobre la tierra

y que florezcan con un lenguaje más silvestre,
con una voz más sencilla, sin lo complicado
de las lenguas cuando temen.
Espontánea y viva como la primavera
con su idioma de colores,
estallando sobre las sombras, tan alegre,
mientras el mutismo del invierno  
lo va diciendo todo en tus calles asoleadas,
mientras en los bancos se escucha un himno
de palomas recién llegadas a tus sienes.
Revoloteando mi sonido en su murmullo
como lo fue ayer, pero más presente.
Más dinámico en su vuelo, más inquieto en su regreso,
más rítmico en sus repetidas veces,
más audaz... como si huyera del barranco hacia las ramas
y cantara, cantara con soltura sobre lo verde,
aunque tenga todavía un tono de cielo,
¡escuchas!, el de las nubes cuando llueve,
pues aún se estremece al caer al suelo,
pero es tan dulce en su relieve,
que notarás que no cambia mucho lo que vuelve.
Pues aún guarda la invariable ternura de las rosas,
con su primer perfume en el aliento,
su certeza definida en lo terrestre
y algo de la madrugada del rocío
para evocar el saludo de su mensaje breve.
El temblor en el vaivén del acento es porque despierta
y para que arrope la nostalgia de tu pecho













Nancy Santiago Toro

Derechos Reservados©






 

Los pájaros de tu alma







Los pájaros de tu alma











Las pájaros de tu alma hacia la mía
estremecen con su vuelo a su llegada,
se suspenden sobre el hondón de mis heridas
cual fricciones de memorias en manada
que descargan el ayer en mis pupilas
en las horas de ausencias que acompañan,
mientras en los calabozos de mis ojos
van escapando sentimientos ya hechos agua.

Tus pájaros sobrevuelan el centro de mi pecho
como si buscaran el ansiado nido que hace falta,
sin saber que en el interior de su carne han vivido
y entre el calor que erigen mis montañas,
 han sabido colgarse al desnudo de mi vida
como si fueran compañía de la existencia en marcha,
desde el alba hasta el oscuro de las repetibles noches,
pues también en mis sueños es que descansan.

Los pájaros de tu almohada hasta mi lecho
aproximan la danza del aire en sus abiertas alas,
bailoteo turbador sobre el descanso de mi cuerpo
y sobre las ideas desvestidas que flotan en la cama,
giran sobre lo que pudo ser hasta los huesos
antes que asome la soledad de sus mañanas.


Los pájaros de tu boca hacia mi guarida,
arrastran el lejano silencio de tu garganta
y hacen una orquesta de sonidos con el viento
al estrecharse a unos labios sin palabras,
cada vez que visitan con el pulso de aquel tiempo
para palpitar su latido en el balcón de esta mirada.




















Nancy Santiago Toro

Derechos Reservados©









¡Házme el amor!









¡Házme el amor!




Imagen


¡Ven!, házme el amor en esta noche sugerente,
entra por el sentido hambriento de mis manos,
mima a esta pasión de latidos por mis venas,
arrastra su temblor hasta tu desnudo rastro
y enciende la mecha de este amor con las estrellas
para quedar prendida a la voluntad de tu contacto...,
cual si fuera la llama balanceada en una vela.
Ya sobre mí, anestesia las inquietas horas,
mas en una dirección rodemos centrados sobre ellas
y que el tiempo sea intensamente tuyo y mío
con dichoso contenido en su acontecida entrega,
pues tu deseo sabes bien es mi deseo
y las pieles saben acoplarse a su inminencia.
¡Ven!, que tus labios queden subterráneos en mi boca,
que tus dedos habiten la madrugada de mi pelo
y que una invasión de caricias posean con euforia,
mientras las miradas al compás se devoran como fieras,
de tal forma que quieran estallar las luces de las almas
cuando asciendan a nuestro prometido cielo, satisfechas;
desde allí que lluevan doblemente los placeres,
cuando los cuerpos simultáneamente desfallezcan...
Aunque extendamos el pulso hasta el reloj del alba
como hace otra vez la noche, que tantas veces muere

con este sueño que siempre nos despierta.










Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos de Autor©


http://www.mundopoesia.com/foros/temas/hazme-el-amor.497538/



Imagen