Tuesday, April 28, 2015

Hoy sentí que me buscabas




Hoy sentí que me buscabas



Imagen



Hoy sentí. Sentí que me buscabas
por una mirilla colgante del recuerdo,
pasaste hondamente y en su punta más aislada
hallaste el umbral inesperado,
luego la espesura del desierto
con las compactas nostalgias exhibiendo huellas
como ramas disecadas a lo lejos,
mientras los nubarrones vigilaban con vigorosas ganas
la sequía maltrecha que había dejado nuestro fuego.
Y tú, como viento apacible y sigiloso
acariciabas los relojes de ese tiempo,
circulabas por las manecillas de ese ocaso,
contemplabas su pasado como nuevo
y entre las indefinibles apariencias de las nubes
rozabas con tu brisa los ateridos sueños,
que allí descansaban sus restos blanquecinos
por cargar aún los residuos del invierno.
De golpe, un movimiento acelerado fue en tu aire
cuando topaste con otro paisaje indefenso,
pues se extendía la furia de la lluvia,
la del alma malherida por el tiempo,
revelándose pajiza y ya cuarteada,
sobre una piel inflamada de silencios
y con ella, el estallido rojo de mi rosa
que suscitó la euforia de tu encuentro,
cuando liberaste el pulso en tu inmanente bocanada
con el polvo del amor que aún retenía tu pecho,
pero tal fue el giro con mi perceptible aroma
que mis pétalos aún estremecen tu continuo aliento.








Imagen




Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©


http://www.mundopoesia.com/foros/
temas/hoy-senti-que-me-buscabas.495429/



Imagen




Tiempo contigo

Imagen



Tiempo contigo







Es como un cortejo tu sonrisa de sol,
brinco al corazón tu mirada de luna
y repentina caricia inventar tu voz
con la brisa que en mi cuerpo te nombra.
Es odisea alcanzar la meta en tus brazos
cuando son dos golondrinas en marcha;
viajeras urgentes por trayectos lejanos
sobre las veinticuatro horas de largo
y foráneas en las superficies de hielo,
mas sin arribar al calor de mi espacio.
Es vida… vibrar y sentir los pedazos
de tu existencia vestida de blanco,
aferrada sin punto final a los sentidos,
sin estar, pero siempre a mi lado.
Es una realidad este sueño sin destino,
pues te viven las horas que pasan
por las puertas que abro sin tus caminos
y por las salidas amplias sin tu llegada,
a las que vuelvo para girar como un tiovivo,
aunque siempre vuelva al vacío de la misma sala,
para que mis ojos cuelguen de vetustos cuadros,
los oídos se llenen con voces que no hacen falta,
mientras un discreto silencio liberta el ruido
con una flébil canción que de nosotros habla
y vuelva el pensamiento a bailar contigo
al ritmo que el tiempo se moja con otra lágrima.




http://www.mundopoesia.com/foros/temas/tiempo-contigo.494908/














Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©



 


Mortífera añoranza


Imagen




Mortífera añoranza




Imagen



Derrama la cruenta grieta de mi vida
los reveses plañideros del pasado;
estantigua que profana la misa de mis ojos
al repetir la tortura de su paseo nostálgico.
A mi encuentro son visiones de otro entonces
cual prístinas sombras que arrastran mi condena,
aprietan mi cuerpo como si tuvieran manos
y entregan en mis horas sus tinieblas.
Muestran la disección del amor para herir el alma,
extienden la decrepitud del tiempo con destreza,
ante mis ojos desfilan sus memorias enlutadas
con el críptico rastro de indelebles fechas.
No logran hallar la ruta abierta de su infinito viaje,
insisten en hacer cenotafios en mi cabeza
y transponer su ayer en mi presente para más adelante,
mancillar mi existencia con las gotas de la pena.
Sin más, mi vida agostará como flor al borde del invierno;
mi ser secará como fuente de rocío en finada primavera
o fatal desierto será el cenote de mis lágrimas
y moriré con mi añoranza bajo la adustez de su silencio.



Imagen







Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©




Imagen




Aquí y allá es Navidad

Imagen



Aquí y allá es Navidad


Imagen

Aquí y allá las luces de colores ornamentan,
son presencia mágica en las visiones
y los sueños en los sentidos cobran fuerzas
sin importar cual sea el país o su costumbre.
Las velas se van encendiendo sobre la bruma;
el humo es una danza al compás de la juerga
y la llegada de esta noche es todo un canto
aun con el silencio que guardan las estrellas,
pues las multitudes interpretan bajo la luna
su mejor canción para esta Nochebuena.

“Una noche de paz” para todos los hermanos,
“una noche de amor” que cubre la existencia
y una noche de esperanza para cada alma
que frente al árbol navideño espera…

Aquí y allá el nacimiento en el pesebre vuelve
y la algarabía del momento es en cadena,
se llenan de improviso las vacías soledades
con el amigo, la familia y con el más lejano,
que de alguna forma con su pensamiento llega.

Aquí y allá pasa algún paisaje por la mente,
sembrado de recuerdos para esta fecha
y yo, solo paso con mis versos en poesía
para desearle a todos unas, ¡felices fiestas!



Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©


Imagen


Hoy me dueles






Hoy me dueles







Hoy me dueles hasta la sangre
y es un dolor que penetra tan distinto,
mutila los extremos, golpea la memoria
y en mi pecho abre la grieta de un abismo.
Es verdad, no lo había sentido antes;
otros dolores fueron por otros corazones,
por otras manos y también por otras palabras
afiladas como cuchillos, mas ya sin labios
son del silencio o son del olvido.
Este dolor de acero se queda y más se aferra,
porque de ti me llega, de tu nombre, ¡niño!,
se hace agua de mar, tormenta de mis ojos,
un maremoto que duplica fuerzas
al prorrumpir mis adentros
con estrépito repentino.
En el alma con tal fortaleza le descubro
y acrecienta a la par contigo,
aunque en esta realidad, apenas, había notado
que tu mundo ya ni es tan pequeño ni es tan sencillo,
pues va mostrando tus caminos de aventuras,
mientras en tu cuerpo florecen los tempranos rasgos
que van marcando la identidad del hijo;
los que un día volarán a su manera
cuando el cielo en tus retinas sea el trayecto nuevo
y aunque a esta altura para mí sea más de lo mismo.
Ese que siempre nos aleja del comienzo
porque creemos tener poderosas alas y el vuelo
nunca es de la tierra, es de lo alto y del destino.
Y te irás por su ruta con un saco de deseos,
con la mirada llena de sueños y desafíos.
Seguirás creciendo…
al conquistar tus íntimas experiencias,
pues de la vida es el humano oficio.
Yo esconderé siempre el dolor
en las nubes de mis ojos,
dejaré a flote el amor, el beso, la plegaria
y aun si estuvieras muy lejano…
te encontraré hacia adelante y hacia atrás.















Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©