Thursday, April 23, 2015

Por la ruta del sol







Por la ruta del sol





Imagen


De repente una pisada acorde con la mía,
luego el roce retozón que lleva el paso,
la misma calle, la ruta del sol extendida,
la ocasión, el fondo de una fecha y estamos.
Un enjambre de eufóricas ideas dando vueltas,
festival de melificados besos en delicado acto
y la mirada al compás de su danza, mientras
cruzan la puerta del silencio por los labios.
Prestas las voces de miel obran su colmena
con las palabras que debutan en el escenario;
mensajes de sueños, de alma que entregan
un sentimiento con el lenguaje de los pájaros,
con libre vuelo y sin fronteras es presencia,
detalle del latido que nos suma al firmamento;
alianza que sin tener nos muestra brazos
cuando en tu espacio me sujetas y eres equilibrio,
sin elegidas estructuras, desde lo alto al llano.
Sujetos al tiempo que nos exhibe este universo
y nos repite en cada gestada noche con los astros,
yo con el placer de apagarme en tus adentros,
por la dirección que lleva el día otra vez a tu regazo.












Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos de Autor©





Imagen


Mi travieso lucero








Mi travieso lucero






Imagen





Como lucero suspiró la grandeza de la noche,
desde el Cosmos exhaló la nostalgia del deseo,
burló al firmamento, pendió del horizonte
y por inconforme rodó y logró besar mi pelo.


Hoy es brillo hialino, voz de universo en mis ojos;
expresión cósmica que se anida en mi pecho
al principiar su marcha penetrante en mi sangre
a través del temblor que pronuncia mi cuerpo.


Se desliza voluptuoso por la piel del costado,
traspasa la carne con la dimensión del destello,
recorre mis caminos, los nuevos y andados
y con tacto tibio es la frescura del gesto.


Es fulgor que ondula sin renuncia en el aire,
circula la luz de la vida, en cada momento,  
seduce la existencia, como sol acompaña mi viaje
y es dentro de mí sobre la marea del tiempo.


Arrima mi carnal vestidura hacia nuevos colores,
desde el telón crepuscular que abre hasta el suelo
y al unísono desmayamos un calor de emociones;
nuestro mundo interior desatado en el viento.


Y en transparencia somos por lo alto y lo bajo
como afirma la descarga luminosa al trueno;
 tonada de cielo que se escucha en el rastro
y la luna testigo lo habla en silencio.







Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©




Imagen




Hoy mis letras son semillas









Hoy mis letras son semillas



Imagen



Has visto al río en crudas tormentas,
ves en el invisible viento la furia que alcanza,
la fachada opaca y lúgubre de la naturaleza
al perder las fuerzas desde sus entrañas,
ella siente, padece, pero a otro día se aferra
su lucha no termina con la primera batalla,
hay manos más arriba que levantan, sujetan,
 mantienen en equilibrio con perfecta balanza.
Amiga, levanta el coraje, retoma la cuenta,
siente el porque de la brisa y del ave que canta,
en un destruido paisaje otra etapa comienza,
el sol despierta, se cuelga en la percha del alba
para arrancar las sombras con su luz renacida
y allí en tu ventana quiere buscar tu mirada;
la tierra por ti es un ciclo que renueva raíces
y hoy las rosas más bellas llevan tu fragancia.
La meta perfecta no es el objetivo de la vida
es lo que logramos ser, aún siendo nada,
por eso hoy no escribo letras, escribo semillas
por tu nombre Tuti son de fe y esperanza,
alza la vista porque tú eres roca en la cima,
sostenida por la firme montaña y más allá
en el futuro que no ves están las primaveras







Imagen




Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©




Imagen



Despertar en la distancia






Despertar en la distancia






Imagen




En un rincón de la mañana caduca y fría

una ausencia cubre de sombras mi terrado,

pasan las horas negruzcas de tristezas,

mis pensamientos tras una existencia vuelan,

su intención llegar al fin, mas sin embargo

como hojas precipitan la danza de un bolero;

nostálgica odisea que culmina en otro ensayo,

quieren alejarse de mi cuerpo, tocar sus dedos

y su movimiento no halla el ritmo de sus manos.

Solo la infinitud es presencia que al calor aleja,

aunque su abrazo de soledad se sienta humano,

con su tacto la lejanía de un salto está más cerca,

pues ella apresa la verdad efectiva que añoramos.

Tiene la mirada de mi corazón allí, donde no llego,

a la boca de mis labios en un calor que extraño,

las caricias de mi piel están en el carnal anhelo,

el olor del cuerpo que el respiro del aire busca

en auroras que se pierden como humo de cigarro.

Mas qué hacer cuando la distancia es dueña

de lo que el sentimiento no alcanza en ese espacio.

En éste, tengo los deseos en la ruleta de los sueños,

latidos inmersos en el paisaje anónimo de un cuadro,

un cielo que nos divide desde afuera hacia dentro

y la bóveda del tiempo que nos guarda solitarios.












Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©



Imagen