Thursday, March 12, 2015

Nunca imaginé






Nunca imaginé



Imagen


Nunca imaginé que llegarías de improviso
como estremece al silencio el impacto del sonido
o como ese rayo de sol que entre la lluvia es roce tibio;
tenue, plácido, callado, casi inadvertido,
pero en su desafío etéreo, siempre percibido.


Nunca imaginé que llegarías táctil y emotivo.
Que sembrarías tus besos, que escribirías tus sentidos
en los labios, en la piel, en lo más íntimo,
para luego recoger mi cosecha de latidos
como frutos del querer; ser amor con objetivo.


Nunca imaginé que llegarías cálido y genuino;
sin igual, solo tú, natural y único en lo mío.
Como transparente ángel a mi lado suspendido
o como la lluvia; ese beso puro del cielo en el camino
o como río cristalino, ese espejo impoluto en donde miro.


Nunca imaginé que llegarías tan definitivo
como el viento inagotable, con el trayecto de los siglos
que no se detiene ni desgasta en el recorrido,
reafirmando su caricia permanente en el soplido.
Ese que se queda por amor en puntos suspensivos…





Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©


Imagen


Porque no llegaste





Porque no llegaste



Te esperaba en el café aquella tarde,
de azules rojizos en íntima cadencia,
de aromas en dinámica apasionante,
de paisaje en ritual solemne de belleza.
La música en ágil movimiento por los aires
evocaba suavemente tu intima presencia
y mi mente alucinaba con deleite acezante
la llegada genuina que uno sueña.
Con una mirada forrada de ternura;
esa que ablanda de un toque a la dureza,
con unos labios más que audaces, tentadores
y con una sonrisa en tonalidad de estrella.
Con unas manos amplias de caricias,
seductoras y sabias en la destreza;
vigorosas como el ritmo de los mares
que en temblores húmedos da su entrega.
Así te esperaba mi deseo aquella tarde,
así te esperaba mi esperanza en insistencia,
con un alma frondosa de ilusiones
que sólo inventa formas y maneras.
Pero con la noche se fue la tarde,
fue la noche en soledad más negra,
porque a mi encuentro no llegaste;
tu llegada fue la que no se sueña.









Nancy Santiago Toro
Dewrechos Reservados©





Tu risa en mis sentidos (Soneto)

Imagen

Tu risa en mis sentidos


Imagen

Eres canción de risas sin tonos de amargura,
jadeante ánimo con el júbilo preciso;
fragor de sinfonía con eco de ternura;
él que arranca mis penas opacas de improviso.


Eres mi mejor fiesta, tus risas son regalos,
que excitan los silencios asidos en mi alma;
con las risueñas notas, sonoros intervalos,
despiertas en la euforia mi rutinaria calma.


Eres angelical eco del cielo errante,
armonía de arpegios de un corazón distante;
trémolo que alimenta la danza en mis latidos.


Y es tu gozo como el agua de la sonora fuente;
humedad que refresca mi vida diariamente
con el vigor de mar, en todos mis sentidos.



Imagen


Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©

Imagen