Monday, March 9, 2015

Con los ojos de mi alma






Con los ojos de mi alma



Imagen




Nunca esquivo tu idílica mirada,
aunque tus ojos lejanos parezcan ciegos;
yo te contemplo en las sombras de la nada
y te observo hasta en el fondo del silencio.


Como balcones de cristal te reciben mis ojos
y al entrar por la puerta ancha de mis sueños
le cierro mis cortinas a las necias luces,
desertando soledad, distancia y tiempo.


Ya dormida la mirada en la cuna del deseo
 estalla tu sonrisa amplia invitando al eco,
y mientras te sonrío tu imagen viva se ilumina
al mirarnos lentamente más allá del cuerpo.


Y como sedosa caricia en tu rostro etéreo
te sacude su contacto como si fuera un beso;
te seduce el recorrido de su destello áureo
como intenso contenido a merced del fuego.


Y te escucho, te alcanzo, te abrazo y te recreo,
presencio todos tus rincones, desnudo tu reflejo;
toco los espacios imposibles a mis dedos
y siento tus colores más que vivos, satisfechos.


Y si despiertan incoloros porque tú le faltas
es porque en mis lágrimas has salido de paseo,
más a tu encuentro salen los ojos de mi alma
impregnados de tu amor, ¡lo que es más bello!






Imagen




Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©





Imagen


Como rosa blanca







Como rosa blanca







Cada día que pasa es una ausencia
o una explosión interna desde el alma,
¿o es que acaso la vida se hace leña,
cuando el dolor es fuego que te abrasa?


Ayer fui cántaro de agua que se daba
en tus raíces en transparencia fresca
y cuánta vida te dejaba en la mirada,
pues cuánta muerte deja si se niega.


Cada pedazo de mí fue una rosa blanca,
la paz de mi alma en límpida entrega,
eran pétalos íntimos de mi piel descarnada,
desnudando el sol y lluvia que una vez tuviera.


Clara como la fulgente luz fue mi palabra,
sin bridas ni frenos, desde mi tumba más secreta,
se soltó desde el silencio que la ataba,
revelando mi escultura con crucial certeza.


Hoy mis llamas crepitantes con el aire danzan,
sin rumbo hacia el infinito se dispersan
como humareda disuelve mis andanzas
de melancolías, alegrías y tristezas.


Llevan mi vida, un caudal de pequeñas cosas,
los pedazos de esencia que mi ser libera,
de lo que he dado y he recibido de las obras
que el tiempo me ha dejado en permanencia.


http://www.mundopoesia.com/foros/temas/como-rosa-blanca.418284/







Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©






Hambruna








Hambruna



Imagen


Se alzan en etéreo vuelo
los espectros de luces calladas
y sus huesos aún en el suelo
crujiendo sus hambrunas pasadas.


En la miseria son huérfanos de amor
dirigidos por señales de muerte,
donde el hambre no mata el dolor
de la esperanza feroz que alberga el más fuerte.


Rostros de fe que no piden nada,
tan sólo el pan que les llene el alma
y que llegue lenta quizá otra alborada
para saber que Dios aún los ama.


Furtiva es la mirada que indiferente mata
la que cierra los ojos, mientras la tierra traga.
La que los lleva a una vida tal vez mas grata
donde el amor no hiera con una daga.


      Pedazos rotos, víctimas sin nombre
con gritos moribundos que nadie oye.
Jugando de niños a ser los más hombres
en la espera de la muerte que los apoye.


La tierra consume lo poco que queda
y un grito se oye desde sus entrañas,
dicen,“es la vida, sálvese quien pueda,
que el amor es hoy cosa extraña”.






Imagen




Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©



Imagen




Vienes y te vas








Vienes y te vas







Vienes y te vas como presurosa ola,
tu espuma rueda risueña y sin futuro,
en ella traes tan solo el diáfano murmullo
y el abrazo de mar en rígido abandono.


Como botella en el mar a llegar te afanas
y no te detiene distancia ni tormenta,
mas tu mensaje de amor se desbarata
como el veleidoso escarceo de la marea.


Si logras llegar eres como la fina lluvia
en arcaica seducción que nada inventa,
lanzas tu tácito recorrido gota a gota,
saciando la sed con estancia pasajera.


O llegas como el viento que todo roza
de enarbolar crinadas cabelleras,
para dejar un beso de grácil mariposa
y sus alas de polvo sobre mis cejas.


Porque tienes la esencia de una rosa
en fugaz decoración sobre la mesa,
tu cuerpo es como el pétalo que arroja
el perfil marchito de su inevitable ausencia.








Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©






Despiadado corazón






Despiadado corazón



Imagen


Tu corazón no siente ni padece,
es una piedra petrificada y muda;
fibra que ni siquiera se estremece
cuando tu alma su oscuridad desnuda.


Expresa una frialdad persistente y cruda,
despoblada de encantos, carente de belleza;
pobre paisaje desolado que sin duda
en mi campo pleno no atraviesa.


Desértico de pasiones y bondades,
pero lleno de pantanos de vileza,
los que cubrieron de rudas vanidades
mi fértil sentimiento de nobleza.


En tu estéril corazón no brota la ternura,
no susurran las palabras al eco del amor,
solo existe el impulso de la fugaz aventura
y el brioso ego que se sustenta del dolor.


Su tupida maleza son todas tus mentiras;
allí descansa la verdad sin ningún valor
y en su sangre turbulenta tú sólo giras
como rufián, villano y cruel traidor.


Pero algún día tropezará tu ávida afrenta,
se desplomará inusitada como vaso de cristal,
porque la vida finalmente te pasará mi cuenta
cuando te enamores… de un corazón de metal.





Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©


Imagen