Saturday, August 29, 2015

Se ha escapado una tristeza





Se ha escapado una tristeza





Se ha escapado. Fugitiva es mi tristeza,
hacia ti va con la iniciativa de un capricho,
pura, sin control y en cruda resonancia
abandonó este cuerpo para estar contigo.
Arrastra mis venas vivas en su huida,
acarrea mojados todos tus recuerdos,
es tu nombre consigo a la deriva
y el golpeo de mi alma es un ayer y hoy
retumbando sin cesar en sus adentros.
En breve, su rumor cautivo será a tu lado
tal como fue tu herida en mi sentimiento,
por eso ruego que no oigas su quebranto
si con ruido agudo y roto en tu ventana
quiebra como a un papel el paisaje escénico,
para mezclarse entera con el aire de tu casa
y con afán adolorido invocarte sin receso.
Te pido que seas indiferente a su llegada,
seguro el peso de mi pena es sin regresos
y no sé si el inventario del dolor en marcha
es el de un día o es la de tantos
que se quiebran en descensos.


Verás, huyó desde mi interior cansada
en un suspiro de amor, del pecho
y se llenó con mis latidos desangrados,
mientras yo insistía un jardín en su desierto,
un matinal color en sus pesares,
un corazón abierto para otro sueño.
Insté por la posibilidad de otras ilusiones
y situar nuevos panoramas en su hueco,
traté de llevarla al estreno de una risa,
pero dispuso ir con su dueño por derecho
cual mar que siempre es sobre su playa
y tú sabes que en vano es cambiar eso,
pues aun en tormentas no deja de besarla,
y solo en su orilla es total su movimiento.
De igual manera fue con mi tristeza,
solo quiso ser mezcla de tu carne
para romperse con la firmeza de tus huesos.








Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©


http://www.nancysantiagotoro.com/?p=2995




Tuesday, August 25, 2015

Conexión latente

Imagen


Conexión latente


Imagen


Te pienso en la mañana caminante
por la creación azul de un nuevo día
y en los paisajes mutuos que transcurren
empalmando los designios de la vida.
Te sé en los rumores de las puertas
que anuncian tus entradas y salidas
y junto a las ventanas y balcones
que dan a tu naturaleza, sin lejanías.
Te admiro con ese amor despeinado
en las vueltas de una alianza movediza,
tan conectado al borde de mis ojos
con serenata de miradas y sonrisas.
Te advierto en el mediodía que se pierde
con su viaje repentino entre las sombras
al unirte a la andanza de la tarde,
a la mesa, a un café tibio en compañía,
entretanto su ayer ligero es otra noche
y tú tan dentro de ella, que su cada hora
deja de ser del todo oscurecida.
Te siento en este tiempo que te alberga
en mis calles, en sus típicos rincones,
con la altura de tu costado en mi anatomía,
mientras se anida esta presencia blanda
en total coexistencia de memorias,
en permanencia tuyas, para siempre mías.






Imagen



Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©


Imagen


Sunday, August 16, 2015

Siempre habrá...



 
Siempre habrá...



 


Siempre volverá un recuerdo
disimulando olvido, entre los dos lejano,
acortando distancia en algún momento,
e invirtiendo el suplicio de la ausencia
al parpadear un tanto en pensamientos.
A su vez, habrá un diálogo en el espacio,
en silencio, sin conclusión, rondando
en la intimidad recóndita de los dedos,
huyendo quien sabe a alguna parte,
tan andariego como la voz,
pero encallando en el blanco de los ojos
y de algún modo repitiendo.
Asimismo, habrá dos presencias a la vez
como soldados en batallón
a mil millas de lo amado
en el refugio de la añoranza,
con el matiz del otoño en el invierno.
Se irán enrollando al tiritar
bajo el frente gélido de un adiós,
mas con la sangre en lucha
fabricarán algo del abrazo,
mientras incrementa el hielo.
A la vez los ojos escalarán alturas,
queriendo ser lagartos en busca de calor,
por los rincones grises del sendero,
aunque cerrados o despiertos solo esperen
la siguiente orden de la vida
con algo de tristeza en el mismo hueco







 Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©





Thursday, August 13, 2015

Misiva en sentimiento (Soneto)








Misiva en sentimiento



Imagen




Y será para ti la voz desnuda
de los silencios, rémoras y espinas.
Irá resuelto y dócil por neblinas
su claro afán detrás de ti sin duda.


Dios portará su limpidez nervuda
por cielo, tierra, mares y colinas
y en dirección segura a tus retinas
sabrás con Él del énfasis que escuda


esta misiva pura en sentimiento.
Pues te dará también al fin y entero,
el peso que sostiene lo que siento


al llegar este estruendo que libero,
hacia ti con su firme placimiento
en las trémulas alas de un te quiero.








Imagen





Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©

http://www.nancysantiagotoro.com/?p=2964




Imagen

Wednesday, August 12, 2015

Tal vez






Tal vez



Imagen



Quizá no te llegó mi beso por entero,
tal vez no arrimó con el efecto exacto
y no rozó el sedoso cariño por tus labios
ni fue artesano del te quiero presentido.
Posiblemente su viaje fue tan largo
que dio con una pella de la nieve
y al leve toque con su lumbre lo deshizo.
O acaso la densidad de su terneza
abstraída con la danza de tu carne
provocó el golpe con la tierra
y sin más, su anhelo se hizo añicos.
Con la íntima parte de mi boca
que suspiraba tu aliento cada día,
soñaba con decorar tu rostro y de paso
hacia tu pensamiento que revive
en añoranza, ataras ese recuerdo mío.
Quizá... quizás quiero pensar
que está allí, aún de ti muy cerca
temblando en la ventana con la brisa,
porque ha elegido ser prudente
aún con mi desbocada osadía.
O probablemente ya transita duplicado,
acrecentando gestos, intensidad y ritmo
al deslizarse con alborozado paso
por la esperada piel de tu sonrisa
Ardiente como llama sin equilibrio
que al caer de tu lengua preso,
diluye su almíbar en el agua de tu boca.
Tal vez para desembocar en algún olvido.



http://www.mundopoesia.com/foros/temas/tal-vez.605489/









Imagen





Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados ©



Imagen



Sunday, August 9, 2015

Llamadas





Llamadas


  

Llamé en su pecho con un latido,
fue uno solo… tan discreto,
que pareció ser una hoja descolgada
anticipando el posterior invierno.
No hubo respuesta ni un suspiro
de segundos se oyó en el tiempo
y pensé, “será que duerme y la noche
lo ha atrapado en la red del sueño,
y va con la jornada de la distante aurora
que clarea esplendorosa en otro cielo.
Aún así, dijo mi pensar esperanzado
” por qué no tratar dos veces “
y con el trémulo del junco en el agua
le llamé ésta vez con mis sentidos,
todos acoplados y aún más fuerte.
Extrañamente, no escuché sonido,
solo un silencio de pétalos saludaba
con su perfil primoroso, abiertamente
y el aire que apenas se escuchaba
vivaracho entre su tersura,
y en ida y vuelta con las sombras
ociosas que ya se veían tras la gente.
Mas dije, ” y si llamo de nuevo,
y más profundo,
escuchará la intención de mi alma
entre mis labios con el palpable beso,
que formula el gemido que posee”.
Y hecho así, contestó el epicentro
de la tal indiferencia y aún rueda
arrastrando un zumbido infinito
de lado a lado, cuando pasa por mis sienes.











image57










Tabla cortesía