Monday, May 4, 2015

No existía, me exististes

Imagen




No existía, me exististe



Imagen



No existía, me exististe
en el camino del estreno.
Mi vida como oleada verde
arrimaba a tu azul amplexo,
armónica hacia tu íntimo paisaje
por la ruta del silencio
y ascendente hasta el desenlace
dichoso del rotundo estruendo,
sobre la quietud de la compasiva tarde
que me cedía el paso hasta tu pecho.
Allí, donde reposaban mis palomas;
mensajeras fieles de mis sueños,
tentando el origen de palabras,
desde el candil de los deseos.



Luego una curva en medio de la nada
y deslizaron nuestras almas en momentos,
ni un ayer ni un mañana
que detuviera el brío del trayecto
al escalar la oferta de fragancias
que llevaban a la cima del ensueño,
para besar las gamas de colores;
regalo inmaculado del generoso cielo.



Empapados de horizontes nos saciamos,
nos vivimos simples, sin excesos
y moldeamos al amor en literatura,
con la tinta en un suspiro al descubierto
para colgar el latido en la mirada,
parpadear la danza del incendio;
movimiento que hoy quema y arrebata
con locura apasionada sin remedio,
que me hace vida plena que te habita,
que te hace esencia de mi cuerpo.




Imagen



Nancy Santiago Toro

Derechos Reservados©


Imagen



No comments:

Post a Comment