Wednesday, April 29, 2015

Respuesta a una carta









Respuesta a una carta



Imagen


Cuántas veces me llamaste amor
o cuántas veces me llamaste amada,
fueron muchas, las recuerdo yo,
pues colgaban en mi pecho tus palabras,
mas se colaban como ciertas al corazón,
para alcanzar la senda de mi alma.


Y arribaron... Con los arreos de la ilusión,
el atuendo verde que repite la esperanza,
supieron ser la parte de tu vida en mi interior,
propagándose, horadando mis entrañas
y reales junto al latido fehaciente de los dos,
aunque a veces o tantas más también soñaran.
Más no sé, por qué el tiempo tan de prisa se volteó
y de repente nos dejó caer de espaldas,
para que viera tu marcha anticipada sin adiós
y sentir a la vez tu sentimiento como un arma
al matar al tictac del destino en el reloj,
dejar sin luces a los fetos de mañanas
y a mis oídos sin la caricia de la voz,
mientras un llamado era tras el horizonte finalidad vana;
un intento de los labios que no detuvo la razón
para que mi sonido y tu silencio al final se amaran,
pero el destinatario fue el hueco del viento y el amor...
Pasó a ser la historia que anida en páginas blancas,
con los verbos de las huellas revelando una pasión;
tristes letras acarreando por la oscuridad su llama
con aquel tiempo herido que por encima nos pasó
al abandonarnos vivos en los confines de la nada.
O quizás fue una obra de la vida y ella nos cerró el telón
o quizás solo fue un sueño y era yo…, quien así soñaba.







Imagen


Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©



Imagen



No comments:

Post a Comment