Wednesday, April 22, 2015

Mi corazón te entrego







Mi corazón te entrego









A ti, oculta efigie del silencio
que aguardas el brote de su boca,
con el beso para tus labios cultivado
y el saludo cotidiano de sus ojos,
sobre tu silueta de amante que sueña
con su desnudez  y desvestido aroma.
Vida que aguardas tan callada,
sin mostrar aún el hilo del destello
que va avivando el fuego de su llama
en el fino paso de sus horas,
hacia tu femenil momento.
Tú, la de manos diestras y alargadas
que lo arrimas a tu espejo, tan adentro
tuyo tienes su imagen desde lejos,
sin saberlo él, sin saberlo nadie,
solo yo porque lo presiento,
cuando siento tu sangre corriendo
como río animoso hacia su sendero
para acariciar la historia de su cuerpo
con la humedad de tus secretas formas,
porque tu piel reclama su tacto
tembloroso con destreza de alfarero
para la tibieza táctil de tu amor.
Mujer que casi alcanzas su divino cielo
como nube traviesa y juguetona,
así como fui en él, aquellos días
en el ritmo retozón de su viento,
donde perdí mi vuelo de gaviota,
cuando un invierno de su alma
me llevó a otra rama, a otro verde,
a otro nido en lo remoto del tiempo.

A ti y solo a ti, mi corazón entrego
lleno de esas tantas cosas que guardé
y no pude darle por tu anticipado gesto.
Está vivo y abierto para que lo ames
con las primaveras que en el poseo,
mas que no sepa, que no sepa nunca
que tú fuiste ese lejano nido
y yo soy en ti esa gaviota.








Nancy Santiago Toro

Derechos de Autor©







No comments:

Post a Comment