Friday, April 24, 2015

Después de un Chanel nº5






Después de un Chanel nº5







Esta cochina vida otra vez resuelta
a hacerme la existencia un yogurt,
hombre que a duras penas
puede buscar encargos
sí, esos que olvida en un presunto bolsillo roto,
aún cuando lleva la lista de las miserias
que preciso, en su mano con anillo de diamante.
Tarda tres horas inexplicables,
llega con un tufo cualquiera,
sin memoria, otro cuento
y una marinada encima con ron;
nada de lo que mandé a pedir
para un guisado de pollo y gallina
que me está haciendo agua la boca.
El gallo… si viene del corral,  
pero con excusas; las baratas y onerosas,
porque según él, las altas temperaturas afectaron
la producción industrial y agrícola,
el valor del combustible aumentó otra vez
una décima
y la jodida inestabilidad
del ingreso per capita,
si, sí… digo yo,
la reforma energética que arde
en el bar de al lado,
bueno, en eso si gasta el desmemoriao
cuando paga el subsidio de esas meretrices
que solo sirven para un caldito frío y “vete”
Este cansancio mío con su economía,
los cambios climáticos,
y su jeringada política…  
Mejor dicho la maldita suerte
que deja unas flores
perfumaditas de Chanel nº5 en la puerta
una invitación para cenar,
la excitante desvelada que ultima
en orgasmo con un mal parido
que ni siquiera remembra








Nancy Santiago Toro
Derechos Reservados©





No comments:

Post a Comment